logo.jpg
01 55 5543 0110 linea-telefono.png correo.png
presentacion
linea-menu.png
mesa directiva
linea-menu.png
nuestro proposito
linea-menu.png
historia
linea-menu.png
patologias a tratar
linea-menu.png
tratamiento y tecnicas quirurgicas
linea-menu.png
directorio de asociados
linea-menu.png
exposicion de trabajos de investigacion
linea-menu.png
areas de casos de consulta inter asociados
patologias a tratar
 
 
Fascitis Plantar
Ver tratamiento>>
 
Concepto:
La fascia plantar se extiende desde la base de los dedos hasta el talón; se origina anatómicamente en el ante pie a partir de ligamentos de las cabezas metatarsales, uniéndose los cinco a la altura  del medio pie y convirtiéndose en la fascia plantar la cual termina en la tuberosidad central plantar y lateral interna del hueso calcáneo.  Esta es una especie de cinta ancha y aplanada y se encuentra inmediatamente debajo de la piel.

La fascia plantar sirve para la importante función de mantener la integridad del arco de la planta del pie mediante la tensión que ejerce sobre los extremos de este. De no existir, el pie perdería el arqueamiento de su planta, se aplanaría completamente y sería inservible.

La inflamación de este tejido se denomina fascitis plantar.

Etiología:
Se origina por sufrir una rotura o desgarro o bien una distensión. Sin embargo, la mayor parte de las veces se trata más bien de pequeños y repetidos traumatismos (microtraumas) por estiramiento, que dan lugar a sobrecarga o fatiga.

Sobrecarga provocada por el exceso de peso, la permanencia de pie durante muchas horas o la posición forzada del pie como en el caso de los tacones excesivamente altos. Fatiga por deambulación prolongada o subidas de escaleras muy frecuentes. Esfuerzos impetuosos y prolongados como en los corredores, levantadores de peso o bailarines. Personas que deciden iniciar un programa de ejercicio sin que este sea paulatino. En el grado de sobrecarga influyen de forma decisiva las anomalías del pie, como el exceso de arco plantar (pie cavo) o su aplanamiento (pie plano). La inflamación de la fascia provoca, por lo general, un cierto grado de acortamiento de esta. Las molestias se originan por el estiramiento del tejido de la fascia previamente acortado. Se considera que un 10 % de la población sufre de fascitis plantar.

Manifestaciones clínicas:
El dolor aparece por la tensión de la aponeurosis plantar  y  puede ser de aparición brusca o insidiosa;  como característica principal tiene la de no doler en reposo (acostado o sentado); el dolor inicia al comenzar la deambulación y calma en los primeros pasos, permitiendo las actividades normales. En etapas más avanzadas se produce este mismo dolor y puede permanecer o aumentar al estar mucho tiempo de pie o caminando, ocasionalmente  el dolor disminuye al uso de zapatos de tacón más alto.

Ocasionalmente se puede observar una bursitis  subcalcanea  con ligero aumento de la temperatura y tumefacción de la zona. A la exploración del trayecto de la fascia plantar,  se puede producir dolor del medio pie hacia la zona central y lateral interna del talón.

fascitis-plantar.jpg
                         
Presentación l Mesa Directiva l Nuestro propósito l Historia l Patologías a tratar l Tratamiento y Técnicas Quirúrgicas l Directorio de Asociados
Exposición de trabajos de investigación l Áreas de casos de consulta inter Asociados l Contacto
Paysandú núm. 10  esq. Av. 100 mts Col. Lindavista, México D.F C.P. 07300. Teléfono: 01 55 5543 0110